martes, octubre 03, 2006

V deVenganza

por: un Uribista arrepentido
Cuando tuve conocimiento a través de la prensa, como los demás ciudadanos, acerca de los presuntos atentados organizados por miembros de las fuerzas militares, en Bogotá, inmediatamente me vino a la mente una película que había visto en días pasados llamada “v de venganza”.
El esquema es perfecto y causa repulsión: el gobierno atenta contra sus ciudadanos, sus vidas, su integridad y tranquilidad, y a la vez se presenta como única solución, mesiánica, e irrenunciable, obteniendo a cambio patente de corzo para utilizar el poder a su antojo y en beneficio de sus aportantes, amigos, aliados y asociados de oportunidad
Esa sensación de indignación, impotencia y asco me llevó a reflexionar sobre la realidad de este gobierno, cuestionada y atacada en forma feroz por personajes cercanos a mi vida, y la cual me negaba a aceptar.
Mi conclusión, como la de muchos compatriotas, tuve le necesidad de compartirla públicamente, como en efecto lo hago con este escrito: es el miedo el elemento que fundamenta el éxito del presidente Uribe, y él y sus asesores y agentes lo han manejado hábilmente y de manera inmoral.
Es imposible afirmar que este gobierno está dirigido a las mayorías de nuestro país, mayorías conformadas por los desposeídos, y a quienes se les dan migajas asistencialistas, cuando realmente se gobierna para los poderosos, quienes se hacen más ricos, a costa de todos los colombianos, y por consiguiente adquieren más poder para perpetuarse y continuar con el Estado a su servicio.
Mientras tanto, los colombianos tienen que rebuscar su subsistencia sin cuestionarse sobre las condiciones de privilegios y exclusiones, porque el gobierno de manera brillante pero criminal y deshonesta introduce en la gente el elemento del miedo, en forma tal que prevalece sobre cualquier otro.
Nos corresponde develar esta realidad maldita y perversa, y si bien existen mecanismos que protegen el statu quo, la verdad es que la mayoría de los colombianos vive en la pobreza, sin oportunidades, sin derechos y luchando contra el Estado quien le cierra las posibilidades, y esto en algún momento tarde que temprano, estallará.
Me asalta una duda necesaria: ¿Quién liderará este descontento general?

6 Comentarios:

Blogger José Manuel Hoyos dijo...

Por acá visitando... Buen blog!!!

10:01 a.m., octubre 03, 2006  
Blogger La Pausa dijo...

Posiblemente, lo que haga falta, como usted lo dijo, es una persona que lidere el cambio en este safarrancho que se ha convertido Colombia.
Como lo he dicho en un par de mis artículos, este país es la teoría del caos hecha realidad.
Ojalá nos venga un "V" rápido, ojalá más rápido de lo que pensamos.

10:25 a.m., octubre 11, 2006  
Blogger zangano dijo...

el liderazgo,ya que no el lider, sera tomado por la juventud colombiana conciente de su utilizacion como carne de canon,para defender y perpetuar el orden socioeconomico establecido, que beneficia una minoria, dirigida por viejos que saben como manipular y enganar a los que votan,si es que no compran los votos o hacen otros fraudes como en la ultima eleccion presidencial ,donde uribe elevo su votos de alrededor de 300 mil a casi un millon en los departamentos de la costa solamente.

2:34 a.m., noviembre 17, 2006  
Blogger zangano dijo...

el liderazgo,ya que no el lider, sera tomado por la juventud colombiana conciente de su utilizacion como carne de canon,para defender y perpetuar el orden socioeconomico establecido, que beneficia una minoria, dirigida por viejos que saben como manipular y enganar a los que votan,si es que no compran los votos o hacen otros fraudes como en la ultima eleccion presidencial ,donde uribe elevo su votos de alrededor de 300 mil a casi un millon en los departamentos de la costa solamente.

2:34 a.m., noviembre 17, 2006  
Anonymous Anónimo dijo...

¿y ahorá quién podra defendernos?

¿¡ el compromiso y el valor de participar, quizás!?

La penosa situación colombiana no se creó en los últimos 5 años. Y el problema de Uribe no es que el se crea un gran Presidente, el problema de Uribe es que hay millones de gente que hablan mucho, pero a la hora de votar, no aparecen para votar en su contra, y que a la hora de hablar, bien quisiera que él fuera un dios que resolviera una situación de 200 años de problemas en media década.

Lo digo yo, que al menos ahora me siento más a gusto cuando vistio en Colombia, y mis conocidos en clases populares me cuenta que ellos, aunque siguen en sus mismas condiciones, al menos se sienten menos aburmados por la inseguridad.

Estamos mal, dicen, pero antes estábamos peor.

Ahora, en cuanto al blog, me gusta, porque la tinta no está humedecida en bilis, sino en sensatez opositora, de esa que se necesita para hacer un verdadero balance de poder... y que los buenos (o menos peores) sean mejores.

12:22 p.m., noviembre 20, 2006  
Blogger zangano dijo...

soychapin:bueno que tus conocidos se sientan mas seguros,de los mios, te cuento,que apenas sobreviven,amedrentados por los paracos que tienen el control economico de muchas de las actividades,con que los pobres se defendian,hay hambre y mas y mas desfallecidos y enfermos por falta de comida,los ninos y los viejos los que mas llevan del bulto,la seguridad democratica que unos disfrutan es al costo del hambre y la desnutricion de la gran mayoria.

7:31 a.m., diciembre 02, 2006  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal